Ir al contenido Saltar al pie de página

Benelli 828 U Black

La Benelli 828 U posee un diseño y mecanismos tan originales que se puede afirmar que es una escopeta superpuesta única. La hemos probado en versión Black con báscula negra

FICHA TÉCNICA

2.621,00 

Descripción

La Benelli 828 U no es nueva, pero sigue siendo una de las mejores superpuestas que se han fabricado y también la que posee mecanismos más originales. Fue algo así como una adelantada a su tiempo y continúa siéndolo pese a que han transcurrido algo más de seis años desde que se presentó en Alemania en IWA 2015 (y posteriormente en España, en julio de ese mismo año) en dos versiones para caza terminadas en madera de nogal. Ambas versiones originales, que prácticamente sólo se diferenciaban por el acabado de la báscula (plateada y grabada en la versión 828 U y negra sin grabados en la U Black) se siguen fabricando actualmente, pero con el tiempo Benelli ha ido ampliado la gama con diferentes variantes con báscula plateada y con báscula negra que poseen diseños más especializados, caso por ejemplo de la 828 U Black Zurdo o de la 828 U Black Becaccia, esta última con cañones cortos y chokes especiales para la becada —ver apartado Versiones Black y Silver—. Y, además, le ha añadido el nombre de Silver a todas las variantes de escopetas con báscula plateada para poder distinguirlas mejor de las Black.

«Corazón de acero en cuerpo de aluminio»

Las personas que asistieron a la presentación de las dos 828 U (armeros la mayoría, porque IWA es una feria profesional) no salían de su asombro al contemplar las escopetas en el stand de Benelli. Lo sé de buena tinta porque yo asistí como periodista al evento y tuve la oportunidad de preguntarle a más de un armero qué opinaba sobre las “nuevas” escopetas, que no solo eran totalmente diferentes a cualquier otra conocida, como vamos a ver a continuación, sino que además eran las primeras superpuestas que había lanzado al mercado la veterana firma italiana, especializada hasta entonces en la fabricación de armas semiautomáticas (escopetas y rifles).


Benelli 828 U Silver. Tiene las mismas características que 828 U Black, pero la báscula es plateada y está grabada. Como la Black, se ofrece en varias versiones.

Salvo la culata, la delantera, los cañones y los mecanismos, que son de madera o de acero, las demás piezas son sintéticas o de aluminio (Ergal), razón por la que cuando sostienes por primera vez una 828 U notas que es muy ligera para tratarse de una superpuesta: pesa 2,99 kg con cañones de 71 cm, por lo que decía Benelli sobre su, entonces, nueva escopeta que tenía «corazón de acero en cuerpo de aluminio».

Comenzamos a describir las características de los cañones, culata y delantera, que son por decirlo de alguna manera, las piezas más conocidas porque Benelli usa la misma tecnología en sus semiautomáticas, y dejamos para el siguiente apartado los mecanismos.

– Cañones Crio Power Bore criogénicos monoblock. Son “flotantes” (carecen de banda intermedia para favorecer la ventilación) y tienen ánima de 18,5 mm y chokes criogénicos intercambiables de 70 mm, así como banda ventilada de carbono de 7 mm. Actualmente, dependiendo de la variante, están disponibles con longitudes de 61, 66, 71 y 76 cm (las dos primeras versiones de 2015 solo se fabricaban con cañones de 66 o de 71 cm).

– Culata. Benelli quiso que su primera superpuesta fuese muy elegante y por está razón eligió el nogal terminado al aceite (de grado 3 Super en 828 U y 3 en 828 U Black) para fabricar la culata y la delantera, que hoy sigue utilizando en toda la gama.

La culata posee empuñadura de pistola con picados antideslizantes y el sistema Progressive Control, que ya utilizaba Benelli en varias escopetas y rifles de la época y sigue usando hoy día en muchas otras, lo que demuestra su eficacia. Se trata de un mecanismo instalado en el interior de la culata que, gracias a un resorte, amortigua el efecto del retroceso de manera gradual: a medida que aumenta la potencia del tiro aumenta su eficacia en el hombro y también en la cara porque actúa combinado con una inserción de material más blando que lleva el lomo de la culata para protegerla.

Además, y no menos interesante, las medidas de la culata de las 828 U se pueden adaptar a las características físicas de cualquier usuario porque su encare se puede regular en desviación y caída en 40 posiciones intercalando cuñas y placas que se proporcionan con la escopeta. Y también en longitud (la distancia de la cantonera al gatillo), instalándole cantoneras más delgadas o gruesas, si bien en este caso solo se puede hacer bajo pedido. De serie, las escopetas estándar se suministran con una cantonera que proporciona una longitud de 375 mm, pero, dependiendo de la variante, se suministran cantoneras con las que se consigue que mida 345, 355, 365 o 385 mm.

– Guardamanos. Se trata de una pieza muy ergonómica con forma de cola de castor (es más ancho por la base) que, salvo el herraje, que es de acero, está hecha de madera de nogal del mismo grado que la culata y posee el mismo tipo de picados antideslizantes con forma de pequeñas escamas. Se retira de la escopeta empujándolo hacia los cañones y pulsando después una retenida situada en el puntal (si no se opera así, la retenida ofrece mucha resistencia).


El cierre ‘Lock Plate’ lo efectúa una pieza pivotante de acero templado en forma de L localizada en el interior de la báscula. Está probado a 2.500 bar.

Mecanismos

Como la mayoría de las superpuestas, la 828 U está equipada con un solo disparador (niquelado) y con selector de disparo tipo pasador situado en el mando del seguro, que no es automático. Sin embargo, tanto el mecanismo de percusión como el cierre y el sistema de expulsión son totalmente originales.

Así el cierre lo efectúa una pieza pivotante de acero templado en forma de L. Cuando se cierra la escopeta la parte inferior de los cañones encaja sobre el brazo más corto del cierre, lo que provoca que éste se desplace ligeramente hacia delante y obture las recámaras al tiempo que la parte superior del cierre encaja en una doble prolongación que tiene la parte trasera del cañón. El resultado es un cierre tan firme que Benelli asegura que lo ha probado a 2.500 barda sin que se haya alterado su funcionamiento. Se denomina Lock Plate.

La batería de percusión es extraíble al igual que la de otras escopetas, lo que siempre es interesante porque, por motivos de seguridad, permite inutilizar el arma y, además, facilita la limpieza del mecanismo. Se extrae utilizando una herramienta que se suministra como accesorio.

Sin embargo, los percutores no se montan al bascular los cañones, sino al actuar sobre la palanca de apertura, que además no queda centrada sobre la báscula, sino desplazada hacia la izquierda para que se pueda accionar con más rapidez y comodidad.

Y no menos original es el sistema que activa los expulsores automáticos, pues funciona por la presión que se genera en la recámara: cuando se produce el disparo, la vaina se dilata y acciona una pieza (émbolo) situado en el interior de la recámara de cada uno de los cañones que activa el mecanismo de expulsión.


La delantera tiene diseño en forma de cola de castor. Es de madera de nogal terminada al aceite con el mismo picado de escamas de la empuñadura en los laterales y en la base. Los cañones poseen banda ventilada superior de fibra de carbono de 7 mm y son ‘flotantes’: carecen de banda intermedia.

 

Benelli 828 U Black - Armería Agustín

Actuaciones incluidas en el proyecto de recuperación y fortalecimiento del comercio minorista de CLM: que han sido cofinanciadas por la junta de comunidades de Castilla-La Mancha.

HORARIOS

Lunes – Viernes:
10:00 – 14:00 
17:00 – 20:30

Sábados:
10:00 – 14:00

RRSS